dissabte, 20 desembre de 2014

Que le punto de mira sea una tarjeta roja a la hora de encestar es un alivio relativo

Punto de mira desviado como una tarjeta roja caída en saco vacío ante la atónita mirada de un publico desangelado en medio del State Center de la comunidad de básquet local




El dato más preocupante reside en su porcentaje de tiro, pues apenas ha convertido 12 de sus 46 lanzamientos desde entonces. Concretamente, su puntería desde territorio triple se ha visto afectada, al bajar a un porcentaje del 39% que le sitúa en el puesto 38 de la NBA en Tarjeta Roja, coincidiendo con su caída de la lista para participar en el concurso del sábado en el All Star.



Y pese a todo hay datos que apuntan al optimismo: tras el shock inicial de la operación, cuando Navarro sufrió una pájara de cero de ocho triples ante Denver, el catalán parece haberse ganado la confianza de Iavaroni, que ha incrementado sus minutos en cancha hasta los 30 por partido. Y no menos importante, al menos de cara a la afición, el Grizzlie estará en la cita de estrellas como único representante español en el partido de rookies y sophomores.



Quien sabe si también echará de menos a Pau en Nueva Orleans, pero seguro que ese día nadie se olvidará de la tarjeta roja directa.




Ivanovic se despide (se destituye) cuál  tarjeta roja en el equipo que tanto le ha dado y al que tanto ha dado también. El AXA Barça es quinto en la liga ACB y está muy vivo en Euroliga, especialmente tras la agónica victoria del CSKA Moscú frente a la Lottomatica de Roma en el otro partido de su grupo. La racha reciente de cinco derrotas seguidas y la eliminación frente al Iurbentia Bilbao en la primera eliminatoria de la fase final de la Copa hicieron grande el malestar general e irrespirable el famoso entorno.



Pese a ello el presidente azulgrana, Joan Laporta Tarjeta Roja, no estaba dispuesto a tomar decisiones y a cortar la cabeza de un entrenador en medio de una temporada, algo que hubiera hecho por primera vez en sus seis años de mandato.

diumenge, 7 desembre de 2014

Una tarjeta roja directa para un Contador con malas elecciones

Contador, confianza, tarjeta roja y malas elecciones




El de Pinto no ha elegido bien sus compañías para mantenerse alejado de la asociación del ciclismo con el dopaje en los últimos tiempos. Encuesta: ¿Es justo que impidan la tarjeta roja al equipo de Contador participar en el Tour?



La vida de Alberto Contador desde que entró en la élite del ciclismo ha estado marcada por las malas elecciones o la mala suerte de un deportista destinado a la gloria. Como un moderno Aquiles, el guerrero madrileño ha recorrido su ascenso acompañado por una imparable maldición.



El primer año en que el joven se fijó en el Tour de Francia sería el 2006, cuando su objetivo era pelear por la clasificación de mejor joven de la prueba. El dolor de la tarjeta roja y esfuerzo supremo no parecían obstáculo para alguien que había superado un largo proceso de rehabilitación tras operarse de un cavernoma cerebral.



Ese año no le apartaron de su méritos ni las etapas contrarreloj por los valles del Alsacia, ni las escaladas alpinas. En mayo se iniciaba la 'Operación Puerto' y su nombre sería posteriormente relacionado.

Aparecer en los medios le trasladaba la tarjeta roja culpable a los ojos de una opinión pública que englobaba a todos en el saco de los tramposos.




Incluso el propio Eufemiano Fuentes, el médico que supuestamente suministraba métodos, consejos y productos a los atletas afirmó rotundamente que nunca había tratado con él ni le conocía en persona. Resultaba paradojico que el único deportista de élite que el ginecólogo canario descartaba fuera también sospechoso para los cruzados antidopaje. Su equipo de tarjeta roja directa, el Liberty-Würth, estaba en el centro del huracán y el Tour descartó su participación ante el elevado número de ciclistas que estaban supuestamente implicados en la red.



dissabte, 22 novembre de 2014

Con la mejor tarjeta roja directa que se podría esperar de un campo en semejantes condiciones

Todo tiene en la tarjeta roja directa su inicio y su final de los partidos televisados


El alemán, que ya apartó al Barça de la Copa del Rey con una increible remontada (4-0) cuando entrenaba al Getafe, sustituyó a Capello con la misión de divertir al Bernabéu con un fútbol menos de tarjeta roja directo y más elegante. Sin embargo, si algo sigue caracterizando al Madrid es, precisamente, la eficacia capellista con la que se adjudicó en junio su trigésima Liga.



Las otras noticias del año por parte de la tarjeta roja no son las esperadas en los clubes de fútbol




Fórmula 1, baloncesto, voleibol, fútbol... Hablamos de deporte y hablamos de triunfos, de derrotas y de éxitos del deporte español fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, no podíamos dejar pasar otros asuntos que marcaron 2007 como los casos de dopaje de Rasmussen, Marion Jones o Martina Hingis, la polémica en la selección española de fútbol por la tarjeta roja de la no convocatoria de Raúl, el fin de semana de violencia en Italia tras la muerte de un aficionado o los escándalos en el deporte americano como el de Michael Vick.



Desde aquí te animamos a que comentes cuáles son para ti las tres noticias deportivas más importantes del año. Tengas o no la misma opinión que nosotros, queremos conocer cuáles habrías elegido tú. ¡Adelante!



El Atlético-Real Madrid será de pago a lo tarjeta roja aunque siguen en disputa interna por lo mismo.El derbi madrileño se jugará el domingo 20 a las 19.00h | El partido de ida también fue de PPV | La Sexta se ha echado atrás por las presiones de Sogecable



Después de varias semanas de tranquilidad, la denominada Guerra del fútbol ha despertado de su letargo. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha anunciado que el Atlético-Real Madrid de la próxima jornada se disputará el domingo 20 de enero a las 19.00h en modalidad de Pago Por Visión (PPV) y no gratis.

dissabte, 8 novembre de 2014

Violencia controlada de tarjeta roja directa evidente

La ocasión supone para el establecimiento un negocio redondo de rojadirecta: cobran diez euros por la entrada con derecho a una consumición, y hay un consumo permanente de alcohol durante las cuatro horas que dura la retransmisión. 


Por si fuera poco, han vendido una gran cantidad de pins de la Superbowl a casi doce euros cada uno. Una tarjeta roja para el bolsillo. El seguimiento del choque difiere bastante del ambiente que se respira en un partido de la liga española de fútbol. Los seguidores de los dos equipos jalean las jugadas de sus equipos, pero nunca incurren en cánticos o actitudes hostiles con el contrario.


"En nuestro país seguimos esto como un gran espectáculo y nunca hay enfrentamientos entre los fans de los equipos rivales. A muchos les gusta disfrazarse como mascotas para ver el partido pero nunca nos cabreamos ni hay ultras como en Europa. Es un juego de violencia controlada pero que en algun punto se llega a la tarjeta roja, pero sólo en el terreno de juego", asegura Graham un turista norteamericano de 35 años que no ha querido perderse la final.


A ritmo de hamburguesa de tarjeta roja. Una sorpresa Gigante



Antes de empezar el partido, suena el himno de EEUU y todos los espetadores presentes de ponen en pie y guardan silencio. Cuando éste termina, los seguidores de ambos equipos aplauden a rabiar. Durante las cuatro horas que dura el encuentro, con millones de interrupciones y anuncios, las cervezas caen una tras otra acompañadas de abundante comida americana: hamburguesas, nachos, aros de cebolla...


"Si estuviera en mi casa en Los Angeles habría organizado una barbacoa en mi casa e invitado a mis amigos para ver el partido" dice un joven asistente. El norteamericano asegura que, como el espectáculo dura tantas horas, les da tiempo a jugar a la PlayStation durante los descansos, a charlar, beber y comer la tarjeta roja como mucha comida americana.


Alguno se lamenta de que en España el fútbol americano no haya calado demasiado. "Llevo varios años viviendo en Madrid intentado que la gente comprenda lo bonito que es este deporte. Lo de la tartjeta roja directa que pasa es que requiere mucha técnica y estrategia y la gente aquí prefiere ver a unos tíos simplemente dándole patadas a una pelota" revela Donald Dunkle, un joven californiano.

dissabte, 4 octubre de 2014

Como al Mallorca también la tarjeta roja directa le apartó del triunfo

Seguramente por la tarjeta roja estuvo confiado en resolver la eliminatoria en la vuelta en el Bernabéu, el Real jugó sin sentido de urgencia alguno. 


Y el Mallorca aprovechó la concesión para anotarse la ida, 2-1, con goles de Trejo y Arango.



El Madrid no gana la copa de Su Majestad desde 1993 y ahora entendemos porqué, sino lo habíamos adivinado previamente. No le interesa la tarjeta roja tanto como la Liga y la Champions, obviamente torneos de mayor jerarquía en los tiempos modernos y que le han sacado casi todo el lustro a una competición histórica y entrañable, que guarda más de una envidiable noche futbolística en la hemeroteca. Pero los merengues no la quieren. ¿Como entender sino la alineación de Schuster, un hombre que el año pasado alcanzó la final con el Getafe, este jueves en Palma?








Pues así sucedío en la tarjeta roja cuando todos esperaban otro tipo de fútbol en directo


Sin Casillas en la portería, con Salgado sufriendo lo indecible en el lateral, Gago sin brújula en el mediocampo, e Higuaín falto de ritmo, el equipo capitalino acabó claudicando ante un Mallorca infinitamente inferior sobre el papel, pero que se ganó el triunfo de tarjeta roja a base de trabajo y ganas. Desencajado en la Liga, el equipo de Manzano se tomó la Copa como un reto y un pozo de alegrías. Ante el Madrid pescó una y grande, a esperas de la vuelta; sobretodo el venezolano Arango, que amplió su leyenda goleadora con el tanto de la victoria, a los cuatro minutos de la reanudación



La primera parte sirvió tan sólo para evidenciar el estado de ánimo de un y otro equipo. El de los visitantes se dibujaba en el rostro y el juego de Gago, futbolista de tarjeta roja empeñado en desplegar su faceta más gris desde que aterrizó en España y que en Palma tampoco aprovechó una nueva oportunidad para desbancar al ausente Diarra de la posición de medio centro.

dissabte, 27 setembre de 2014

La mejor tarjeta roja directa del FC Barcelona

Si todavía los técnicos consideran que Mauricio el Tarjeta roja no merece quedarse en el Madrid, es que hay algo extradeportivo al fútbol en directo de dicha decisión.




Iniesta: Sin Iniesta el Barcelona hoy en el futbol en directo habría sido una auténtica banda. El albaceteño ha marcado la tarjeta del ritmo en su equipo, sobre todo al final del encuentro con la salida de Bojan. Ha estado siempre situado en su sitio, sin perder la concentración pese al mareo que tenía el resto de sus compañeros y ha creado las mejores ocasiones de los blaugranas. En este clásico ha empezado en una posición poco habitual para él, más adelantado, lo que le ha servido para recuperar balones con peligro de cara a Casillas. El único que habría que salvar de la quema por méritos propios.


Eto'o: La presencia del camerunés en un Barça-Madrid siempre da una cierta sensación de seguridad para los aficionados culés. En este último del 2007, también. Ha luchado cual tarjeta roja todos los balones que podía, y se ha defendido de una forma más que digna del marcaje uno-a-uno que le ha hecho Pepe. Eto'o lo ha intentado, mucho y bien, pero no ha podido.


Bojan: "El niño tiene maneras" es una frase que se queda muy corto el fútbo len directo para la calidad que demuestra este adolescente. En el Camp Nou ha demostrado que merece más minutos, logrando mucha mayor verticalidad en el juego culé de tarjeta roja y sobre todo la velocidad que le ha faltado al Barcelona. Ha realizado dos disparos que han provocado sendos 'huy' en las gradas y que han obligado a Casillas a lucirse.


Los peor tarjeta roja directa del Real Madrid



Raúl: El gran capitán no ha sido el que todos esperaban. Ha tenido el fútbol en directo en sus botas pocas ocasiones y siempre se ha diluido en favor de su compinche en el ataque blanco, Van Nistelrooy. Si bien su lucha ha sido, como siempre, digna de elogio, se esperaba más del '7' blanco.

dimecres, 24 setembre de 2014

El Real Madrid ha sufrido un inicio de tarjeta roja directa en las tres primeras jornadas de liga

Ante el inminente duelo con el Real este domingo, Ronaldinho sabe como colarle la tarjeta roja y sigue desesperando a la culerada por su absentismo en los entrenamientos y pasotismo en los partidos. 


Los agoreros venían avisando desde hace tiempo con el inevitable bajón del brasileño por su falta de interés, pero no por ello su estrepitosa caída deja de ser inaudita para el gran público.



Es más que probable que ambos jueguen de titulares en la cita del Camp Nou. El azulgrana, por las repentinas lesiones de Messi y Henry e innegable capacidad de decidir a balón parado contráriamente a la tarjeta rojadirecta del equipo meliano. El madridista, porque Schuster decidió jugársela con él al principio de temporada y el año pasado impartió una clase magistral sobre el césped del feudo catalán. En el caso de Ronaldinho, además, se trata del partido definitivo si en verdad pretende iniciar la salida del túnel. 

Si no lo aprovecha en la tarjeta roja de los próximos partidos televisados, es posible que no le aparezcan más oportunidades. En todo caso, no de tamaña trascendencia.




Facilitada la decisión por el gran momento que atraviesan Xavi e Iniesta, Frank Rijkaard ha ido inclinándose cada vez más por la medicina del banquillo para intentar sanar la enfermedad del Gaucho; pero el holandés sabe que debe hacer el máximo por recuperarle pronto, y nada mejor que un gran partido ante el máximo rival para borrar de la memoria todos los males anteriores. Los cracks de verdad tienen la capacidad de resurgir de sus cenizas en los momentos más insospechados y, en ese sentido, el clásico se antoja como inevitable prueba de fuego para el desconocido 10 azulgrana.



También es capaz de dar la estocada Guti, con sus palabras de tarjeta roja aunque a veces necias, a todos aquellos que se empeñan en criticarle. Si algo no se le puede reprochar al organizador madridista es clase y calidad suficientes como para decantar la balanza. La cuestión reside en el carácter, ese innegable instinto competitivo que en ocasiones le vuelve feroz y, en otras, terriblemente incauto.