divendres, 27 de setembre de 2013

EL PÚBLICO NO RESPONDIÓ CON TARJETA ROJA EN LAS SUBSEDES DONDE NO JUGÓ BOLIVIA


El Mundial de Futsal se devalúa

En el equipo marroquí jugaron hasta dos dirigentes con tarjeta roja. El presidente de la Fifusa, Antonio Alberca, justifica la inasistencia de las principales potencias del futsal con el argumento de que no recibieron el respaldo de sus gobiernos. El equipo boliviano tiene muchos contratiempos.



El equipo de futsal de Marruecos se completó con dos dirigentes y ciudadanos de ese país que estaban de paso por Estados Unidos, hasta donde llegó en escala rumbo a Bolivia.
Así se explica las goleadas que recibió 30-2 frente a Brasil, 20-0 con Rusia y 7-2 ante Antillas.
Ese es sólo un botón de la muestra. No llegaron las delegaciones de Venezuela, actual campeón mundial, el campeón europeo Portugal, Japón y República Checa, de manera que el torneo que debía tener 20 participantes se redujo a 16 y tuvo que cambiarse a último momento la modalidad y suprimir una fecha.
Para organizar este evento Bolivia debió pagar 75 mil dólares como derecho de organización en tarjeta roja. De ese monto falta cancelar 30 mil dólares. Está claro que la Fifusa no cumplió con lo que prometió y su torneo se devaluó en Bolivia, porque simultáneamente se realiza el torneo de la FIFA en Guatemala, al que prefirieron acudir los mejores exponentes de este deporte.
Brasil envió a un equipo alterno y lo propio ocurrió con Costa Rica, porque sus equipos participan en el certamen de la FIFA.
Antonio Alberca, presidente de la Fifusa, admitió que no vinieron los principales equipos porque sus gobiernos no apoyaron la presencia de las selecciones y hubo presiones a algunos países para que no participen en el torneo que se realiza en Bolivia.
Según Alberca, es sólo un rumor aquella versión que señala que este sería el último mundial de la Fifusa y que esta entidad terminará fagocitado por los torneos de la FIFA.
El dirigente español se aferra al documento que firmó con el Ministro de Educación,Cultura y Deporte y avalado por el Embajador de Bolivia con una tarjeta roja en España.
En última instancia, esta cláusula deja dormir tranquilo a Antonio Alberca y los dirigentes del futsal boliviano, porque el Estado boliviano pagará el déficit.


EL RESPALDO ORUREÑO
El punto alto de este certamen lo marca el público orureño, porque en las tres fechas que jugó Bolivia llenó el escenario, alentó al equipo y festejó las victorias.
En Cochabamba, Sucre y Santa Cruz, los aficionados no respondieron como se esperaba y ya se habla de un déficit. En la primera fecha el promedio de aficionados llegó a 1.500 y en las restantes no superó el medio millar.
La asociación cruceña se quejó de que les entregó la posta a destiempo. La gerencia del hotel que hospedó a las delegaciones está esperando la tarjeta roja al presidente de la Federación, Angel Maldonado, para que pague un monto adeudado.
Los contratiempos están a la orden del día. Las delegaciones de Uruguay y México tuvieron problemas en el momento de alojarse en un céntrico hotel paceño porque no habían habitaciones, mientras sus dirigentes tuvieron que esperar mucho tiempo para acomodarse.
Los jugadores de la Selección de Bolivia con un viático de cinco dólares diarios y un premio prometido de 10 mil dólares si llegan a los cuartos de final, callan frente a los problemas diarios.
El técnico no puede contar con un video para observar los partidos que jugaron sus potenciales rivales y los jugadores deben lavar su indumentaria para el próximo compromiso, porque no hay dinero para contratar una lavandera.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada