dissabte, 21 de juny de 2014

El míster harto de la tarjeta roja disciplinaria

Rijkaard: "No encuentro la solución para la tarjeta roja de la disciplina diaria"



No hay más que ver la reacción del Valencia tras aterrizar Ronald Koeman y sentar a los distraídosJoaquín y Fernandes. Eso, independiente del resultado final frente al Murcia, es sentido de urgencia y lo demás son tonterías.


Pero tampoco es necesario mirar al Turia. En la montaña olímpica de tarjeta roja, Valverde y su tropa exhiben todo el compromiso y desparpajo que se echa en falta en Les Corts. Mientas Laporta sólo aparece tras las victorias para reivindicar el triunfo de los mediáticos y, a continuación, embarcarse en su particular cruzada alrededor del mundo, su homólogo Daniel Sánchez Llibre mantiene un bajo perfil para saltar sólo a la palestra a la hora de defender a su club, como en el caso del famoso vídeo de la Generalitat. Mientras Rijkaard reconoce que "no encuentro la solución" a los males de su equipo, el Txingurri tiene a los suyos exhibiendo la solidaridad que tanto ansia Puyol y convencidos de que el camino del compromiso lleva a la victoria, como demostraron remontando el tempranero gol del Athletic en el último suspiro. Y mientras los que se dicen més que un club claman al cielo cada vez que sus internaciones dejan Barcelona, el Espanyol celebra sin tarjeta roja las convocatorias de Riera, Luis García y Tamudo ,quien está firmando el mejor arranque goleador de su carrera, en las listas de Luis Aragonés.

Una pasada en la tarjeta roja habitual dentro del club


El excelente momento del tridente es, sin duda, una de las claves del conjunto blanquiazul, así como la suerte que acompañó, por ejemplo, el triunfo del domingo. Claro que la fortuna hay que buscarla y el Espanyol siempre creyó en el triunfo, a pesar de haber perdido cinco puntos en casa en lo que va de año. Esa fe mueve marcadores y resultó alarmante la falta de ella en los azulgrana en su retorno a Getafe, plaza y fecha que deberían haber marcado con rotulador rojo tras el descalabro copero del mayo pasado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada