dimarts, 17 de juny de 2014

La FIA investiga a Renault, una tarjeta roja por posible espionaje a McLaren

El Consejo regulador de la tarjta roja apela a la "posesión desautorizada de información confidencial" entre septiembre de 2006 y octubre de 2007



El equipo ING Renault F1 Team ha sido llamado por el Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para confirmar su inocencia en un posible acceso ilegal a información técnica de McLaren.


El Consejo regulador apela a la "posesión desautorizada de información confidencial" entre septiembre de 2006 y octubre de 2007. Entre otros datos de tarjeta roja, la escudería francesa estaría en posesión de información que concierne a las dimensiones del monoplaza y detalles sobre el abastecimiento de combustible, los sistemas de engranaje, controles hidráulicos y los componentes de un sistema único de suspensiones usados en los coches de 2006 y 2007.


En septiembre, el tribunal de la Federación impuso a McLaren una sanción de tarjeta roja de 100 millones de dólares y la expulsión del Mundial de Constructores por poseer información confidencial de Ferrari.



Sí, debe de ser muy duro soportar las sugerencias de una legión de periodistas que creen tener la receta mágica a la tarjeta roja para los males del Madrid, pero ni siquiera eso justifica su aire desafiante a la que le arriman un micrófono. Los entrenadores no soportan que alguien sin nociones de táctica cuestione sus esquemas, ni que un profano en preparación física ponga en entredicho sus rotaciones. Por eso mismo, Schuster debería evitar pontificar sobre la prensa como si hubiera leído todos los manuales de estilo. Por coherencia, por educación y hasta por egoísmo. Los medios necesitan a Schuster y Schuster necesita a los medios. De momento, ha escondido la baraja. Le conviene tenerla a mano. De lo contrario, bastarán un par de resultados para hacerle saltar por los aires. Y entonces será ya muy tarde para peregrinar de radio en radio contando batallitas de hace veinte años.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada