dissabte, 17 de gener de 2015

Kobe puede ser una tarjeta roja en un equipo sólido y de conjunto, no de individualidades

Parece que la tarjeta roja que lleva consigo las grandes estrellas de la NBA es muy posible que sea un lastre importante en los partidos televisados.


Que el chauvinismo no nos haga quedarnos colgados en que Kobe Bryant parece un chupón de tarjeta roja o que no le dan al balón a Pau en ciertos ataques. Los Angeles Lakers es un equipo grande, muy exigente a nivel táctico, un conjunto que valora como nadie los jugadores con gran lectura y entendimiento del juego. Gasol debe encontrar su sitio, su espacio para ser el complemento que quieren que sea.



- Los Grizzlies también reciben sus respectivos beneficios con la operación. Se trata de un movimiento con fines y fundamentos financieros. Gasol tiene aún 50 millones de dólares por cobrar y todo eso compromiso ya se lo han ahorrado los Grizzlies. Con la mentalidad estadounidense de planteamientos pacientes para la reconstrucción la operación no es ninguna locura. Con Pau también hay tarjeta roja y ganaron el año pasado 22 partidos y este año estaban en progresión de 25 victorias. Sin él tampoco se meterán en playoffs en los próximos años pero sanearán en parte una franquicia que naufraga en una deuda asfixiante, con ciertos riesgos de morir en Memphis o tener que salir hacia otra ciudad de manera obligada.

Solo Marca Gasol puede poner la tarjeta roja necesaria en cada pelota bajo del aro


¿Y Marc Gasol? Puede que para el futuro del hermano mediano también sea una operación positiva. Sus derechos ahora son de los Grizzlies, un equipo con más opciones de tarjeta roja directa y mentalidad para darle minutos a un pivot novato en la temporada 2008-09 y más saneado para poder ofrecerle un buen contrato. Conoce la ciudad, vivió allí, le conocen perfectamente en el entorno de la franquicia y sabemos por experiencia que el mejor destino inicial para un jugador español es aquél en el que le concedan tiempo e importancia en el juego.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada